Gafas de sol para la nieve: cuida tus ojos.

María Cerdá
2022-04-20
Super buen trato y súper rápidos!! Un gusto!
Ivan Honorato
2022-04-13
Experiencia genial. El personal fue muy amable y profesional. Nos dejamos aconsejar sobre los diferentes estilos y tipos de gafas de sol, y acertaron de lleno. Estoy encantado con el resultado. Además, te ayudan no sólo en el proceso de elección, sino también a la hora de su adaptación a la cara. Un diez sin lugar a dudas!!!
Ana Serrano
2022-04-12
Nos solucionaron nuestro problema con un trato estupendo. Mil gracias
ANA ALBACETE MARTINEZ
2022-03-30
Mari Carmen es muy profesional y amable. La atención es extraordinaria. La calidad-precio muy buena. Totalmente recomendable.
Inmaculada Paredes
2022-03-18
Gracias Mari Ángeles, Carlos e Irene por vuestra amabilidad.
SUMAROS
2022-02-17
Buenos días. Ayer fuimos a recoger unas gafas de mi hija Natalia que tiene 10 años y sencillamente el trato, la calidad y la atención recibida por una gran profesional como la Srta. Irene merece la pena ser reconocida y publicada. Recomiendo esta tienda a cualquier persona que quiera o necesite cualquier producto relacionado con sus ojos. Sin duda están en las mejores manos. Un saludo.
Celia Barandiarán Odriozola
2022-02-16
Trato excepcional. Calidad precio estupendo. Muy eficaces y rápidos.
 De acuerdo, técnicamente en invierno “hace menos sol”, pero también es verdad que el sol está más bajo.
Y que pasamos más tiempo en entornos de montaña donde la nieve refleja el 80% de rayos (tres veces más que la arena de la playa, que ya es molesta). No dejes de cuidarte en invierno. Usa gafas de sol para la nieve.

¿Qué es la “ceguera de las nieves”?

Básicamente la “ceguera de las nieves” es la reacción a una exposición al sol repetida y prolongada sin protección en entornos de nieve, que hace que la radiación del sol incida directamente en los ojos.

Puede provocar fotoqueratitis (quemadura de la conjuntiva y la córnea) y afecta sobre todo a esquiadores y montañeros, cuando no se lleva la protección adecuada.

¿Por qué se produce? La nieve refleja un 80 % de las radiaciones UVA.

Por lo general la capa de ozono nos protege de las radiaciones nocivas del sol, pero si se dan exposiciones sin protección y prolongadas a gran altura (como en pistas de esquí, por ejemplo) se puede dañar la córnea. A medida que aumenta la altitud, aumenta la radiación a la que estamos expuestos.  Los ojos no son ajenos a esta radiación, especialmente cuando la luz del sol nos llega reflejada a modo de espejo en superficies heladas o nevadas.

El problema es que mientras estamos en un entorno nevado sin protección recibimos continuamente esa radiación en los ojos sin notar ningún cambio en el momento. Los problemas vienen después.

Síntomas

Los más habituales son: lagrimeo, dolor de ojos, dolor de cabeza, fotofobia, aumento del parpadeo, sensación de quemazón (como si tuviésemos arenilla en los ojos) y en casos extremos hinchazón grave. Estos signos están producidos por la inflamación de la córnea y pueden causar una pérdida de visión temporal, de ahí el nombre de la dolencia.

Tratamiento

Siempre debes acudir al especialista, pero para aliviar el dolor puedes aplicar compresas húmedas y frías sobre los ojos. Además puedes utilizar lágrima artificial (que no es colirio, ojo, no confundir)  porque hidratará el ojo sin dañarlo.
Si llevas lentes de contacto, retíralas y no te rasques o frotes los ojos. Con un buen tratamiento la mejoría se nota en las 72 horas posteriores a la quemadura.

Prevención

-Utiliza gafas de sol o máscara de ski polarizadas , especialmente si vives en entornos nevados o practicas actividades al aire libre: montaña, senderismo, escalada, ski, etc.
-Lleva las gafas puestas siempre, incluso si el cielo está cubierto: la radiación sigue estando ahí.

Consecuencias

Debemos tener en cuenta,sea cual sea la estación, que una exposición prolongada y repetida al sol sin protección provoca daños acumulativos, pudiendo acelerar patologías como la DMAE (degeneración macular asociada a la edad) o las cataratas, ambas iniciadoras de la ceguera.

¿Cómo deben ser unas gafas de sol para la nieve?

-Es recomendable usar gafas amplias con refuerzos laterales.
-Mejor unas gafas de sol con cristales orgánicos: resisten mejor los golpes y se rayan con menos facilidad.
-El color de los cristales de tus gafas debe ser atenuado y mejorar el contraste (como el naranja o el amarillo)
-Las gafas de sol polarizadas con cristales espejados son las que dan mejores resultados: el polarizado elimina los reflejos de la luz sobre la nieve y los cristales de espejo hacen que la luz refleje en ellos y llegue menos al ojo.
-Ya sean gafas de sol o máscara para esquiar, se deben ajustar a tu cara con comodidad.
¿Quieres saber en qué consiste el tratamiento polarizado? Puedes leer un artículo aquí.

¿Mis gafas de siempre no valen?

Si son homologadas y tienen un 100% de protección UV claro que sirven para proteger el ojo. De todas formas,si vas a practicar deportes de nieve busca un equipamiento que te ofrezca buena sujeción y una protección más específica. Te pueden valer unas gafas lifestyle que luego usarás en la ciudad, o quizás necesites una máscara de ski, por comodidad.

En San Gabino te damos soluciones para tus actividades deportivas con las prestaciones que necesitas.
Trabajamos con marcas pioneras en la protección en actividades deportivas como Oakley, Julbo, Vuarnet, Ray-Ban y Arnette, entre otras.